Información relacionada


Hacerse una reducción abierta y fijación interna en fractura de tibia o peroné

La reducción abierta y la fijación interna (“ORIF”, por sus siglas en inglés) es un tipo de tratamiento para reparar un hueso roto. Vuelve a juntar las partes de un hueso roto para que puedan sanar. La reducción abierta quiere decir que los huesos se colocan de regreso en su lugar durante una cirugía. La fijación interna significa que se usan aparatos especiales para sostener juntos los pedazos de hueso. Esto ayuda a que el hueso sane correctamente. Este procedimiento lo hace un cirujano ortopedista. Es un médico que recibió una capacitación especial para tratar problemas de los huesos, las articulaciones y los músculos.

¿Qué informarle a su proveedor de atención médica?

Dígale a su proveedor de atención médica todos los medicamentos que toma. Esto incluye los de venta libre, por ejemplo, el ibuprofeno. También vitaminas, hierbas y otros suplementos. Además, dígale cuándo fue la última vez que comió o bebió algo. Y avise a su proveedor si usted:

  • Ha tenido cambios recientes en su salud, como una infección o fiebre

  • Tiene sensibilidad o alergia a algún medicamento, al látex, a la cinta adhesiva o a la anestesia (local y general)

  • Está embarazada o cree que puede estarlo

Pruebas antes de su cirugía

Es posible que necesite una radiografía u otro estudio de imágenes para observar sus huesos.

¿Cómo prepararse para su cirugía? 

La reducción abierta y fijación interna generalmente es una cirugía de emergencia que se realiza después de tener un accidente o lesionarse. Antes de este procedimiento, un proveedor de atención médica le preguntará sobre su historia clínica (antecedentes de salud) y le hará un examen físico.

En algunos casos, una reducción abierta y fijación interna para una fractura de fémur es una cirugía planeada. Es posible que sea necesario colocar su pierna en tracción mientras usted espera la cirugía. La tracción es un tipo de cabestrillo que sostiene su pierna. Hable con su proveedor de atención médica sobre cómo prepararse para su cirugía. Es posible que deba dejar de tomar algunos medicamentos antes del procedimiento, como los diluyentes de la sangre (anticoagulantes) y la aspirina. Si fuma, quizás deba dejar antes de la cirugía. Fumar puede demorar la curación. Hable con su proveedor de atención médica si necesita ayuda para dejar de fumar.

También, asegúrese de hacer lo siguiente:

  • Pídale a un familiar o amigo que le acompañe del hospital a su casa. Usted no puede conducir.

  • Planifique hacer algunos cambios en su casa para ayudar con su recuperación. Es posible que necesite ayuda en casa.

  • No coma ni beba nada a partir de la medianoche anterior a su operación.

  • Siga todas las demás instrucciones que le dé su proveedor de atención médica.

Quizás le pidan que firme un formulario de consentimiento para dar su permiso para realizar el procedimiento. Léalo atentamente. Haga preguntas si algo no le resulta claro.

El día de la cirugía 

Su cirujano le explicará los detalles de su cirugía. Esos detalles dependerán del tipo y la gravedad de su lesión. La cirugía estará a cargo de un cirujano ortopedista y de un equipo de enfermeras especializadas. La preparación y la cirugía pueden demorar un par de horas. En general, usted puede esperar lo siguiente:

  • Probablemente recibirá anestesia general. Esto evitará que tenga dolor y le hará dormir durante toda la cirugía. También puede que le administren anestesia regional para adormecer la zona y le den medicamentos para ayudarle a relajarse y dormir durante la cirugía.

  • Un proveedor de atención médica vigilará sus signos vitales, como su frecuencia cardíaca y presión arterial, durante el procedimiento.

  • Luego de limpiar la piel, el cirujano hará un corte (incisión) a través de la piel y el músculo de su pierna.

  • El cirujano volverá a colocar las partes de su tibia y peroné en su lugar (reducción).

  • Entonces fijará las partes de los huesos rotos entre sí (fijación). Su cirujano puede usar tornillos, placas metálicas, alambres o clavos. Cuando la fractura es en la mitad de su tibia, es posible que se coloque un perno metálico especial a través de la mitad del hueso.

  • Su cirujano hará otras reparaciones en la zona según sea necesario.

  • Luego, cerrará las capas de músculo y la piel alrededor de su muslo con suturas (puntos).

Después de su cirugía

Hable con su cirujano sobre lo que sucederá después de la cirugía. Es posible que pueda volver a su casa ese mismo día. O puede que pase la noche en el hospital. Antes de irse del hospital, probablemente le tomarán radiografías de su pierna. Esto se hace para verificar la reparación.

Sentirá algo de dolor después de la cirugía. Su médico le dirá qué analgésico (calmante) puede tomar para aliviarlo. Usted también puede usar compresas de hielo para ayudar a reducir el dolor y la hinchazón. Puede que salga algo de líquido de su incisión. Esto es normal.

Recibirá instrucciones sobre cómo mover su pierna y cuándo podrá soportar peso en esta. Probablemente le indiquen que no mueva su pierna durante algún tiempo después de su cirugía. También es posible que necesite usar un aparato ortopédico por varias semanas. Es posible que tenga que mantener su pierna seca.

Siga todas las instrucciones de su médico cuidadosamente. Su cirujano puede pedirle que:

  • Tome medicamentos anticoagulantes recetados para prevenir la formación ce coágulos de sangre

  • No tomar ciertos medicamentos analgésicos (calmantes) de venta sin receta que pueden interferir con la curación del hueso

  • Comer alimentos que contienen mucho calcio y vitamina D para ayudar con la curación de los huesos

Visitas de control 

Asegúrese de asistir a todas sus citas de control. Es posible que usted necesite que le quiten los puntos de sutura aproximadamente una semana después de su cirugía.

Es posible que haga fisioterapia para mejorar la fortaleza y el movimiento de su pierna. Esta terapia puede incluir tratamientos y ejercicios. Además mejora sus probabilidades de una recuperación total. La mayoría de las personas logran regresar a todas sus actividades normales en unos pocos meses.

 

Cuándo llamar a su proveedor de atención médica

Llame enseguida a su proveedor de atención médica si tiene alguno de los siguientes síntomas:

  • Fiebre de 100.4° F (38° C) o superior

  • Empeoramiento del enrojecimiento, la hinchazón o el líquido que sale de su incisión

  • Aumento del dolor en su pierna o pantorrilla

  • Pérdida de la sensibilidad en su pie o pierna

 

 

 

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.
Powered by Ascension Complete