Información relacionada


Inyecciones de cortisona

La cortisona es un tipo de esteroide. Puede reducir considerablemente la hinchazón, el enrojecimiento, la inflamación y el dolor. Las inyecciones de cortisona son un tratamiento sencillo que no lleva mucho tiempo. Es posible que el médico le haga preguntas sobre su salud. La cortisona puede afectar a algunas enfermedades, como la diabetes.

Proveedora de atención médica hablando con un hombre en la sala de examinación.

¿Por qué colocarse una inyección de cortisona?

En ocasiones, las inyecciones de cortisona pueden aliviar el dolor que causan desde una lesión deportiva hasta la artrosis. Es posible que su médico le recete una inyección de cortisona si su dolor no se alivia con reposo, un entablillado, fisioterapia, ejercicios de rehabilitación o con medicamentos orales (que se toman por boca). Una inyección de cortisona es mucho más sencilla que una cirugía. Y, a menudo, es suficiente para aliviar el dolor duradero y permitirle volver a disfrutar de sus actividades. Asegúrese de analizar todas las opciones con su proveedor de atención médica. Las inyecciones, por lo general, no se usan más de 3 a 4 veces por año en una parte del cuerpo.

Administración de la inyección

El médico primero podría limpiar y quizás adormecer la piel en el lugar donde se colocará la inyección. Luego le inyectará un anestésico local (para aliviar el dolor a corto plazo) y la cortisona. La inyección puede durar unos momentos. Una vez puesta, le pondrán un apósito en el sitio de la inyección. Después de esto, estará listo para irse a casa.

Después de la inyección

Después de la inyección, evite lesionarse el área tratada. Pero manténgase activo. Camine o haga otras actividades que no requieran demasiado esfuerzo. Simplemente tenga cuidado de no maltratar la zona que le estaba causando problemas.

El día siguiente

Algunas personas sienten más dolor después de recibir la inyección. Esto es normal y desaparecerá por sí solo en poco tiempo. Puede colocar hielo durante 20 minutos a la vez en la lesión para que el dolor no siga aumentando. Descanse durante uno o dos días. No es necesario estar en cama. Pero es recomendable que evite hacer actividades que puedan afectar el área lesionada.

Las inyecciones de cortisona y la diabetes

Las inyecciones de cortisona pueden aumentar el azúcar en la sangre durante varios días después de la inyección. Si tiene diabetes, vigile atentamente el azúcar en la sangre durante este período. Siga el plan habitual para cuando el nivel de azúcar en la sangre sea muy alto.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by Centene