Información relacionada


¿Qué es un ultrasonido de útero (sonohisterografía)?

Un ultrasonido de útero es una prueba que utiliza ondas de sonido y una computadora para obtener imágenes del interior del útero. El útero es el órgano en donde crece un bebé durante el embarazo. Es seguro y no usa radiación.

Cómo prepararse para el procedimiento

Informe a su proveedor de atención médica sobre su ciclo menstrual. Si todavía tiene períodos menstruales, es mejor hacerse el procedimiento en la semana siguiente al período para obtener mejores resultados. Además, se reducen las probabilidades de que se produzca una infección. Hable con su proveedor de atención médica para saber si tendrá que seguir instrucciones especiales. Es posible que le den antibióticos antes de la prueba para prevenir infecciones.

El día del procedimiento

Generalmente, el procedimiento dura menos de 30 minutos. Incluye varias pruebas distintas. Puede esperar lo siguiente:

  • Se le pedirá que vaya al baño y vacíe la vejiga. Luego se desvestirá de la cintura para abajo y se acostará boca arriba sobre una camilla. Doblará sus rodillas y colocará sus pies sobre unos estribos que están al pie de la camilla.

  • Es posible que primero su proveedor de atención médica le haga un examen pélvico para revisar si siente algún dolor.

  • Luego, se le realizará un ultrasonido transvaginal. Para ello, el proveedor usa una sonda delgada llamada transductor de ultrasonido. El proveedor coloca una funda delgada y un gel especial sobre la sonda. Luego, la introduce en su vagina.

  • Es posible que el proveedor mueva la vara levemente dentro de su cuerpo. Lo hace para obtener imágenes distintas del útero. Probablemente, sienta algo de presión a medida que la vara se mueve de un lugar a otro. Las imágenes aparecen en el monitor de una computadora.

  • Es posible que también le realicen un tipo de ultrasonido especial que se llama Doppler. Este muestra cómo es el flujo de la sangre por los vasos sanguíneos del útero.

  • Después de obtener las imágenes, el proveedor quita la sonda.

  • Para realizar la sonohisterografía, el proveedor le colocará un espéculo en la vagina. Este instrumento abre (dilata) la vagina. Es el mismo dispositivo que se usa cuando se toma una muestra para hacer una prueba de Papanicolau.

  • El proveedor coloca un tubo delgado (catéter) en la abertura de su útero (cuello uterino). Es posible que sienta algunos pinchazos o cólicos. Luego, se quita el espéculo de la vagina.

  • Entonces, el proveedor coloca la sonda en la vagina. Se envía un líquido estéril (solución salina) por el catéter hasta el útero. Esto puede causar algunos cólicos. El líquido ayuda a obtener imágenes más detalladas del interior del útero. Estas imágenes se envían al monitor de la computadora.

  • También es posible que se haga un ultrasonido transabdominal en este momento. Para realizar este examen se pasa una sonda sobre el abdomen.

  • Después de que se obtienen todas las imágenes, el proveedor quita la sonda y el catéter.

Después del procedimiento

Probablemente, podrá volver a su casa apenas termine su procedimiento. En la mayoría de los casos, podrá retomar sus actividades normales de inmediato. El líquido salino irá saliendo de la vagina durante las horas siguientes. Es posible que necesite usar una toallita absorbente después del procedimiento. Por un tiempo después del procedimiento, es posible que tenga alguno de los siguientes síntomas:

  • calambres;

  • una cantidad pequeña de sangrado (manchado).

Hable con su proveedor de atención médica sobre la toma de analgésicos de venta libre.

Seguimiento

Por lo general, un sonógrafo, un radiólogo u otros proveedores de atención médica realizan el ultrasonido. Después del examen, se revisarán las imágenes y se le enviará un informe a su proveedor de atención médica. Su proveedor hablará con usted sobre los resultados. Es posible que le dé un diagnóstico, le aconseje tratamiento o le solicite más pruebas.

Cuándo llamar al proveedor de atención médica

Llame a su proveedor de atención médica de inmediato si nota alguno de los siguientes síntomas:

  • fiebre de 100.4 °F (38.0 °C) o superior, o según lo que le haya indicado el proveedor de atención médica;

  • dolor intenso;

  • cambio en el tipo o la cantidad de la secreción vaginal.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.
Powered by Centene