Información relacionada


Procedimiento de Whipple

Vista frontal del hígado, la vesícula, el estómago y el páncreas.

Esta cirugía, también llamada duodenopancreatectomía, se realiza para tratar el cáncer del páncreas. El páncreas es una glándula unida al intestino delgado. Produce enzimas digestivas y las envía hacia el intestino para ayudar a digerir los alimentos. También produce insulina, una hormona que se encarga del nivel de azúcar en la sangre. Durante la cirugía, se retiran parte del páncreas, parte del intestino delgado y de algunos otros órganos.

La cirugía se realiza con más frecuencia para tratar el cáncer cerca de la cabeza del páncreas. Por lo general, solo se realiza si el cáncer no se ha diseminado a otras partes del cuerpo (metástasis). Pero también se puede hacer para aliviar o prevenir los síntomas (paliación). El procedimiento también se puede hacer para ayudar a curar la pancreatitis crónica dolorosa que no responde a otros tratamientos. 

La cirugía tarda al menos cinco horas. Es probable que después tenga que permanecer en el hospital durante una o dos semanas.

Antes de la cirugía

Su proveedor de atención médica puede haberle hecho seguir una dieta especial de líquidos claros durante uno a dos días antes de la cirugía. Además, tendrá que dejar de tomar medicamentos como anticoagulantes y aspirina. También se le puede indicar que tome un laxante.

Durante la cirugía

Se coloca una aguja en una vena de la mano o del brazo. Está unida a un tubo llamado vía intravenosa (i. v.). La línea i. v. le suministra líquidos. También se utiliza para administrarle medicamentos para prevenir el dolor. Esto puede incluir un sedante o anestesia. Dependiendo del medicamento que se utiliza, es posible que se sienta somnoliento o dormido durante la cirugía. También es posible que se le administren medicamentos en su espalda que lo adormecen de la cintura para abajo.

El cirujano hará un corte en su panza (abdomen). Si la cirugía es para el cáncer, el cirujano puede observar el páncreas y el abdomen. Esto es para asegurarse de que el tamaño y la ubicación del tumor canceroso son tales como se esperaban. La cirugía solo continuará si el tumor se puede extirpar de manera segura. El proveedor también puede continuar con la cirugía, si cree que puede aliviar o prevenir los síntomas.

Si la cirugía continúa, se retira la cabeza del páncreas. En algunos casos, también se extrae el cuerpo del páncreas. Además, se extirpa una parte del intestino delgado, la vesícula biliar y parte del conducto biliar común. En algunos casos, también se extirpa parte del estómago. Por último, se extirpan los ganglios linfáticos cercanos.

El resto del páncreas y el conducto biliar común se conectan al intestino. El intestino se vuelve a conectar al estómago a fin de restaurar la vía para los alimentos desde el estómago hasta el resto del intestino delgado, y luego hasta el intestino grueso.

Cuando finaliza el procedimiento, el cirujano cierra la incisión con sutura o grapas. Usted tendrá tubos en sus incisiones llamados drenajes. Estos permanecerán en el lugar hasta que pueda empezar a comer de nuevo, por lo general en unos pocos días.

Después de la cirugía

Lo llevarán a una sala de recuperación o a la unidad de cuidados intensivos. Las enfermeras controlarán su estado. Cuando se haya estabilizado, lo trasladarán a una habitación del hospital. Le administrarán medicamentos para controlar el dolor y aliviar los síntomas. Cuando pueda, se lo animará a levantarse y caminar. Esto ayuda a prevenir problemas en los pulmones y el flujo sanguíneo. No podrá comer durante unos días. Recibirá nutrición por vía intravenosa. Varios días después de la cirugía, comenzará con una dieta líquida. Luego, regresará a su dieta normal lentamente. Antes de volver a su casa, asegúrese de que tiene todas las recetas y las instrucciones de cuidado en el hogar que necesitará.

Riesgos y complicaciones posibles

Todas las cirugías tienen riesgos. Los riesgos de este procedimiento incluyen los siguientes:

  • infección;

  • hemorragia;

  • dolor;

  • pérdida en la conexión entre el intestino y el conducto biliar, el páncreas o el estómago;

  • incapacidad de la cirugía para resolver el problema;

  • posibilidad mínima de desarrollar diabetes o de que se empeore, en caso de tenerla;

  • desarrollo de diarrea crónica por pérdida de hormonas digestivas;

  • hinchazón en las piernas o coágulos en la sangre;

  • muerte.

La recuperación en su casa

Una vez en casa, siga todas las instrucciones que le dé su proveedor de atención médica. Asegúrese de hacer lo siguiente:

  • Tome todos los medicamentos según le hayan indicado. Tome el analgésico (calmante del dolor) a horario. No espere hasta que el dolor empeore para tomarlos.

  • Cuide de su herida tal como le indicaron. Esto incluye mantener la incisión limpia y seca, especialmente al bañarse o ducharse.

  • Evite levantar cosas pesadas y realizar actividades fuertes, tal como le hayan indicado.

  • Camine al menos unas pocas veces al día. A medida que se sienta mejor, aumente el ritmo y la distancia.

  • No conduzca hasta que su médico le diga que puede hacerlo.

  • Tenga en cuenta que la recuperación de una cirugía mayor toma tiempo. Seguramente, tendrá días buenos y malos. No se exija demasiado.

Seguimiento

Respete las visitas de seguimiento pautadas con su proveedor de atención médica. Si tenía cáncer, su proveedor de atención médica hablará con usted acerca de cualquier otro tratamiento que necesite. Es probable que necesite tomar suplementos que contengan enzimas pancreáticas durante un tiempo después de la cirugía.

Cuándo llamar al proveedor de atención médica

Llame de inmediato al proveedor de atención médica si tiene alguno de estos síntomas:

  • dificultades para respirar o dolor en el pecho ( llame al 911);

  • fiebre de 100.4 °F (38 °C) o más alta, o según le indique el proveedor;

  • escalofríos;

  • aumento del enrojecimiento, dolor, hinchazón o supuración de alguna de las incisiones;

  • vómitos;

  • hinchazón excesiva;

  • ausencia de deposiciones;

  • heces sueltas y aceitosas;

  • ictericia.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by Centene