Información relacionada


Empezar con rehabilitación cardíaca: ejercicio físico

Un hombre sujetado a la máquina de ejercicio y sonriendo mientras se ejercita.

Hacer más ejercicio es clave para prevenir los ataques al corazón. Ayuda a fortalecer su músculo cardíaco y el resto de su cuerpo. También ayuda a reducir otros riesgos cardíacos.

Para que los resultados sean duraderos, deberá comprometerse a hacer ejercicio toda la vida.

Cómo comenzar

  • Inscríbase en un programa de rehabilitación cardíaca. Esta es una de las maneras más fáciles de comenzar a hacer actividad física. Si su proveedor de atención médica dice que está bien, puede comenzar a hacer actividad física por su cuenta en su casa o en el gimnasio. Gradualmente, vaya acercándose a la meta de hacer ejercicios al menos 150 minutos a la semana.

  • Tenga presente que un plan administrado de ejercicios no le provocará otro ataque al corazón. De hecho, el ejercicio puede ayudarle a prevenir un ataque al corazón.

  • Busque actividades que disfrute, desde caminar con un amigo hasta jugar al golf o al tenis. Si hace actividades que le gustan, tendrá más probabilidades de no desistir.

Rehabilitación cardíaca

En la rehabilitación cardíaca, un equipo de proveedores prepara un programa de ejercicios para usted y le brinda orientación para seguirlo. En un principio, el objetivo es que recupere su fortaleza y resistencia aeróbica básicas. Comenzará haciendo cosas simples, como caminar. Luego, le indicarán ejercicios que le ayudarán a aumentar aún más su fortaleza y su resistencia aeróbica, y también su flexibilidad. Las aptitudes que aprenda en el programa de rehabilitación cardíaca le serán beneficiosas para el resto de su vida.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by Ascension Complete