Información relacionada


¿Qué es la anestesia epidural?

Corte transversal de la parte inferior de una columna vertebral con una aguja introducida justo por fuera del saco alrededor de la médula espinal.

La epidural es un tipo de anestesia. Es un medicamento que bloquea el dolor. Se puede usar durante el trabajo de parto y el parto. También se usa para algunos tipos de operaciones. La anestesia epidural se administra con una inyección en la parte inferior de la columna vertebral. Esto lo realiza un anestesiólogo o un enfermero anestesista  (CRNA, por sus siglas en inglés).

Cómo se bloquea el dolor

La médula espinal es la vía de comunicación principal de las señales de dolor. Estas señales viajan desde los nervios hasta el cerebro a través de la médula espinal. El cerebro las registra como dolor. La anestesia epidural bloquea el paso de estos impulsos nerviosos que ingresan a la parte baja de la espalda.

Insensibilización de la parte inferior del cuerpo

La anestesia se inyecta a través de la piel de la espalda en la parte del canal vertebral llamada espacio epidural. El medicamento bloquea los nervios por debajo del punto donde se colocó la inyección y reduce el dolor o bloquea la mayor parte de la sensibilidad. Estará despierto y conservará la sensibilidad de la cintura para arriba.

Durante el trabajo de parto y el parto

La anestesia epidural puede usarse durante el trabajo de parto y el parto. Es posible que le pidan que se acueste de lado o que se siente en el borde de la cama y se incline hacia adelante. Primero, su proveedor de atención médica le insensibilizará una zona pequeña en la parte inferior de la columna con anestesia local. Luego, introducirá una aguja en el espacio epidural. A través de la aguja, se inserta un tubo delgado (catéter). Se quita la aguja. Luego, se administra la anestesia mediante el catéter. En algunos casos, se conecta una bomba al catéter para mantener una dosis constante de anestesia durante todo el tiempo que la necesite.

Riesgos y complicaciones posibles de la anestesia epidural

Algunos de los riesgos y complicaciones posibles son los siguientes:

  • descenso repentino de la presión arterial, lo que puede causar que la frecuencia cardíaca del bebé disminuya temporalmente;

  • dolor de cabeza fuerte después del nacimiento;

  • dolor de espalda por varios días;

  • mareos, convulsiones, problemas de respiración, reacciones alérgicas a la anestesia, daño en los nervios o parálisis (todos muy poco frecuentes).

Cuándo buscar atención médica

Siga las indicaciones de su proveedor de atención médica después del procedimiento. Llame a su proveedor de inmediato si tiene alguno de los siguientes síntomas:

  • signos de infección en el sitio de inserción de la anestesia epidural, como enrojecimiento, hinchazón, sensación de calor o supuración;

  • fiebre de 100.4 °F (38 °C) o más alta, o según le indique su proveedor de atención médica;

  • escalofríos;

  • falta de aire o dificultades para respirar;

  • pulso cardíaco acelerado;

  • entumecimiento o debilidad persistente en las piernas;

  • dolor de cabeza intenso;

  • dificultades para controlar la vejiga;

  • dolor que no disminuye con analgésicos;

  • otros síntomas indicados por su proveedor de atención médica.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by Centene