Información relacionada


¿Qué es la tromboembolia venosa? 

La tromboembolia venosa se presenta cuando se forma un coágulo de sangre en una vena. El término se refiere a dos afecciones relacionadas: la trombosis venosa profunda (TVP) y la embolia pulmonar. Si usted tiene TVP, significa que se ha formado un coágulo sanguíneo en una vena profunda. Esto suele pasar en una pierna. A veces ese coágulo puede desprenderse y viajar hasta los pulmones. Una vez allí, puede bloquear la circulación de la sangre. A esto se lo llama embolia pulmonar. Es una emergencia médica.

Vista frontal de la figura de un hombre con una flecha que muestra la trayectoria de un coágulo de sangre de la vena de la pierna al pulmón, causando embolia pulmonar.

How to say it

VEE-nuhs thrawm-boh-EHM-boh-lih-zuhm

¿Cuáles son las causas de una tromboembolia venosa?

Son muchas las razones por las que se puede formar un coágulo en una vena. Los genes pueden ser parte de la causa. Por ejemplo, tal vez tenga una deficiencia de proteína o un trastorno de coagulación de la sangre. Sus antecedentes familiares también pueden hacerlo más propenso al problema. 

Otros factores también pueden aumentar sus probabilidades de formación de un coágulo en una vena. Entre ellos, se encuentran los siguientes:

  • Cirugía mayor, como reemplazo de una articulación

  • Lesión, como una pierna fracturada o la médula espinal dañada

  • Cáncer

  • Insuficiencia cardíaca

  • Tener edad avanzada

  • Obesidad

  • Tabaquismo

  • Algunos medicamentos, como las pastillas anticonceptivas o el tratamiento de remplazo hormonal

  • Embarazo

  • Períodos largos de no moverse lo suficiente, como después de una cirugía o en un vuelo largo

Síntomas de tromboembolia venosa

Es posible que no tenga síntomas. Pero si los tiene, pueden comenzar rápidamente. Síntomas de la TVP:

  • Enrojecimiento cerca de la vena

  • Hinchazón

  • Dolor

  • Cambios de color de la piel

La embolia pulmonar ocurre cuando los coágulos de sangre llegan a los pulmones. Es una emergencia médica. Puede causar problemas para respirar, dolor de pecho, tos con sangre y latidos cardíacos irregulares. Los síntomas pueden ser similares a los de un ataque al corazón. Puede provocar la muerte súbita.

Tratamientos para la tromboembolia venosa

El objetivo del tratamiento es disolver todo coágulo e impedir que se formen otros. Entonces será menos probable que se produzca una embolia pulmonar. El tratamiento incluye lo siguiente: 

  • Anticoagulantes. Se pueden administrar como inyección, mediante una vía intravenosa o en forma de pastillas. Es posible que necesite tomar estos medicamentos por algunos meses o por más tiempo. Depende de la causa del coágulo.

  • Caminar. Una vez que sus síntomas estén controlados, es posible que su proveedor de atención médica le recomiende caminar. Es posible que no pueda caminar una distancia grande al principio, como también sucede después de una cirugía. Pero impedirá que se formen más coágulos y lo ayudará a sentirse mejor.

  • Medias de compresión. Estas medias u otros dispositivos similares pueden reducir su riesgo de coágulos sanguíneos. Ejercen una presión delicada en la parte inferior de la pierna. Pueden ayudar a aliviar el dolor y la hinchazón.

  • Filtro en la vena cava inferior. Es un dispositivo pequeño de metal que se coloca en la vena cava inferior. Esa es la vena principal que va desde las piernas al corazón y a los pulmones. Atrapa los coágulos grandes antes de que lleguen a esos órganos. Puede impedir una embolia pulmonar. Es posible que usted necesite este tratamiento si no puede tomar anticoagulantes.

  • Cirugía. En algunos casos, es posible que necesite cirugía para eliminar un coágulo, especialmente si ya llegó a los pulmones. 

Posibles complicaciones de la tromboembolia venosa

  • Coágulos nuevos.

  • Presión arterial alta en las arterias que llegan a los pulmones (hipertensión pulmonar).

  • Válvulas débiles en una vena (síndrome postrombótico). Eso puede provocar calambres, dolor e inflamación.

  • Sangrado.

  • Muerte.

Cuándo llamar a su proveedor de atención médica 

Llame de inmediato a su proveedor de atención médica en cualquiera de los siguientes casos:

  • Fiebre de 100.4 °F (38 °C) o superior, o según lo que le haya indicado el proveedor de atención médica

  • Aumento del enrojecimiento, de la hinchazón o de la cantidad de líquido de la incisión

  • Dolor que empeora

  • Síntomas que no se alivian o que empeoran

  • Síntomas nuevos

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.
Powered by Ascension Complete