Información relacionada


Fractura del quinto metatarsiano

Vista delantera de los huesos del pie y el tobillo.

Una fractura del quinto metatarsiano es un tipo de rotura de un hueso del pie. Las personas tienen 5 metatarsianos. Son los huesos del medio de los pies, que están entre los dedos y los huesos de los tobillos (tarsianos). El quinto metatarsiano conecta el dedo meñique con el tobillo. Estos huesos colaboran con el apoyo del arco y el equilibrio.

How to say it

meh-tah-TAHR-sahl

¿Cuáles son las causas de una fractura del quinto metatarsiano?

Generalmente la causa es un golpe directo en el hueso. Eso puede pasar si se le cae un objeto pesado sobre el pie o si aterriza mal sobre el pie o tobillo. Los movimientos de giro también pueden fracturar el hueso. Pivotar jugando al básquetbol es un ejemplo.

Ejercer mucha presión repetidas veces sobre el hueso también puede causar una fractura del quinto metatarsiano. Esto se conoce como fractura por esfuerzo. Las personas que hacen actividades físicas como bailar o correr suelen ser más propensas a las fracturas por esfuerzo.

Síntomas de una fractura del quinto metatarsiano

El síntoma principal es un dolor repentino a lo largo de la parte externa del pie. Una fractura por esfuerzo se puede desencadenar más lentamente. Es posible que sienta dolor crónico por un tiempo. El pie también se le puede hinchar y pueden aparecer moretones. Tal vez tenga dificultades para caminar.

Tratamiento de una fractura del quinto metatarsiano

El tratamiento para este tipo de fractura depende del lugar donde se haya quebrado el hueso y de la gravedad de la lesión. La recuperación puede tardar varios meses. El tratamiento puede incluir lo que se detalla a continuación:

  • Tratamiento con frío. Aplicar hielo sobre la zona puede reducir la hinchazón y el dolor, especialmente durante los primeros días después de la lesión.

  • Elevación. Subir el pie de modo que quede por encima del nivel del corazón puede aliviar la hinchazón.

  • Medicamentos analgésicos (calmantes del dolor) recetados o de venta libre. Ayudan a reducir el dolor y la hinchazón. Consulte a su proveedor de atención médica antes de usar cualquier medicamento.

  • Inmovilización. Los dispositivos como una férula, un yeso o una bota para caminar pueden proteger el hueso y aliviar el dolor. Pueden ayudar a mantener el hueso en su lugar para que sane adecuadamente. Es posible que tenga que evitar apoyar peso en el hueso fracturado por un tiempo. Las fracturas graves suelen necesitar más tiempo de limitación de las actividades que implican apoyar peso.

  • Ejercicios de estiramiento y fortalecimiento. Ciertos ejercicios pueden ayudarlo a recuperar la flexibilidad y la fuerza del pie.

  • Cirugía. Por lo general, no necesitará cirugía. Sin embargo, es posible que la necesite si el hueso se quebró en 2 o más partes y no está alineado (se desplazó), no se suelda adecuadamente o tarda demasiado en sanar.

Posibles complicaciones de una fractura del quinto metatarsiano

  • El hueso no se cura correctamente.

  • Síndrome compartimental agudo. Se presenta cuando se acumula presión en los músculos del pie y esto afecta la circulación de la sangre.

Cuándo llamar a su proveedor de atención médica

Llame de inmediato a su proveedor de atención médica en cualquiera de los siguientes casos:

  • Fiebre de 100.4 °F (38 °C) o superior, según lo que le haya indicado el proveedor.

  • Escalofríos.

  • Síntomas que no se alivian o que empeoran.

  • Entumecimiento o frío en el pie.

  • Uñas de los pies que se ponen de color azul o gris.

  • Síntomas nuevos.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.
Powered by Ascension Complete