Información relacionada


Placenta previa

La placenta previa es una complicación que puede presentarse durante el segundo o tercer trimestre del embarazo. Es una de las causas más comunes de sangrado vaginal durante estos trimestres. Este problema se produce cuando la placenta se ubica en la parte inferior del útero y bloquea la abertura del cuello uterino hacia la vagina (el canal del parto) de forma total o parcial. Esto puede acarrear problemas tanto para la madre como para el bebé. Estos pueden incluir la pérdida de sangre y el parto prematuro.

Factores que aumentan el riesgo de placenta previa

Entre los factores se incluyen los siguientes:

  • Embarazo múltiple (embarazo en el que existe más de un bebé)

  • Embarazos y partos anteriores

  • La extracción de fibromas uterinos a través de una incisión en el útero (miomectomía)

  • Una cesárea hecha anteriormente (si la cicatriz es baja y está cerca del cuello uterino)

  • Fumar cigarrillos

Diagnóstico del problema

La placenta previa puede producir sangrado sin dolor durante el segundo o tercer trimestre. En ese caso, con una ecografía se puede confirmar el problema. Pero el problema podría presentarse sin que haya sangrado. Es por esto que la posición de la placenta es una de las cosas que el proveedor de atención médica revisa durante las ecografías rutinarias.

Tratamiento del problema

Según la cantidad de sangrado, el tipo de placenta previa y la etapa del embarazo, es posible que le recomienden los siguientes tratamientos:

  • Reposo total o parcial en la cama para la madre

  • Transfusiones de sangre para recuperar la pérdida de sangre de la madre

  • Medicamentos para favorecer la maduración de los pulmones del bebé o prevenir el parto prematuro

  • Parto por cesárea (esto puede hacerse inmediatamente si no es posible detener la hemorragia)

Durante el tratamiento

Aunque no deba guardar reposo en la cama, es posible que su proveedor de atención médica le pida que reduzca su nivel de actividad. Probablemente, le pedirán lo siguiente:

  • Trate de no tener relaciones sexuales.

  • Limite los viajes.

  • No se someta a tacto vaginal.

Para conseguir apoyo

Tal vez le resulte frustrante e inquietante que le diagnostiquen un problema durante el embarazo. Puede ser útil que se una a un grupo de apoyo para mujeres que están atravesando el mismo problema. Pida a su proveedor de atención médica que la ayude a encontrar un grupo de apoyo en su zona. También puede buscar uno en Internet.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by Ascension Complete