Información relacionada


Instrucciones de alta para la úlcera por presión

A usted le han diagnosticado una úlcera por presión. Las úlceras por presión también se conocen como escaras de decúbito o úlceras de decúbito. Este tipo de úlcera consiste en una desintegración de la piel y los tejidos, Que se produce cuando una persona pasa mucho tiempo en la cama o en la silla, o permanece en la misma posición sin moverse. Esto es lo que usted puede hacer para prevenir, vigilar o ayudar a curar este tipo de úlceras.

Cómo prevenir las úlceras por presión

  • Revísese el cuerpo todos los días para ver si hay signos de enrojecimiento de la piel o heridas abiertas.

  • Cambie la posición del cuerpo al menos cada 2 horas. Si no puede moverse solo, pida a otra persona que lo ayude.

  • Si tiene que estar sentado en una silla, cambie de posición cada 15 minutos. Si no puede moverse usted mismo, pida que alguien lo mueva por lo menos una vez cada hora.

  • Infórmese sobre productos especiales, como colchones o cojines para sillas que pueden ayudar a reducir la presión sobre su piel.

  • Pregunte por las vendas preventivas especiales de poliuretano que pueden colocarse en las zonas de hueso con mayor riesgo.

  • No use cojines de forma redonda con apertura en el medio, ni cualquier tipo de cojín que no le dé apoyo completo.

  • Ejercite su cuerpo para mantenerlo tan flexible como le sea posible. Haga ejercicios de tensión y relajamiento de los músculos. Mueva los dedos de las manos y de los pies. Haga ejercicios de rotación de las muñecas y los tobillos. Pida ayuda si no puede hacerlo solo.

  • Si lo necesita, pida a un amigo o familiar, o a la persona que lo cuida, que doble y enderece sus brazos y piernas a diario, para evitar la rigidez.

  • Mantenga su piel limpia e hidratada. Pregunte a su proveedor de atención médica acerca de los productos que puede usar para limpiar y proteger su piel.

  • Aliméntese con una dieta sana y beba mucha agua para mantenerse hidratado. Si su proveedor de atención médica se lo recomienda, consulte con un nutricionista.

Preste atención a los signos de úlceras por presión

Las siguientes afecciones aumentan las probabilidades de tener úlceras por presión:

  • Partes del cuerpo con poca o ninguna sensación

  • Partes del cuerpo que reciben presión constante a consecuencia de la posición o de ciertos dispositivos de asistencia

  • Cualquier lesión en la piel nueva o que vuelva a aparecer

  • Enrojecimiento o mancha oscura en la piel que no desaparezca dentro de  30 minutos de disminuir la presión al cambiar la posición del cuerpo

  • Rajaduras, ampollas, raspones o llagas en la piel

  • Rajadura en la piel con supuración

Ayúdese a sanar

  • Elimine la presión sobre la úlcera y las zonas que la rodean. Si la úlcera está en la espalda acuéstese boca abajo o de lado. Las lesiones por presión no sanarán a menos que elimine la presión sobre la úlcera. Debe tener cuidado de que las zonas afectadas no reciban presión en ningún momento.

  • Mantenga limpia la úlcera. Protéjala de orina, heces o cualquier cosa que le cause irritación o infección.

  • No masajee la zona que rodea la úlcera. El masaje puede causar más daño a los tejidos. Tampoco masajee las zonas del cuerpo donde hay hueso cerca de la piel, es decir, las zonas en que el hueso está justo debajo de la piel y hace presión contra la piel.

  • No toque ni trate de quitar las costras sin la supervisión del personal médico. Consulte con su proveedor de atención médica acerca de los productos que ayudan a sanar las úlceras por presión. También existen productos que protegen de infecciones la zona y la piel que rodea la úlcera.

Visitas de control

Las pequeñas úlceras superficiales pueden sanar sin complicaciones, pero las úlceras por presión de tipo más grave requieren una vigilancia estrecha. Eso es debido a la posibilidad de que se infecten y empeoren rápidamente. Programe una visita de control según le indique su proveedor de atención médica.

Cuándo debe llamar a su proveedor de atención médica

Llame a su proveedor de inmediato si tiene cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Fiebre de  100,4 ° F ( 38 °C) o más, según lo que le haya indicado el proveedor de atención médica. Si tiene escalofríos, tómese la temperatura.

  • Pus, secreción con sangre o mal olor procedentes de la úlcera.

  • Enrojecimiento o hinchazón alrededor de la úlcera.

  • Mareos, aturdimiento o desmayos.

  • Hueso u otras estructuras profundas que pueden verse a través de la úlcera.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by Centene