Información relacionada


Flexión de isquiotibiales para rehabilitar el ligamento cruzado anterior


Una vez que pueda apoyar peso en la pierna sin sentir dolor, comience a agregar ejercicios avanzados a sus sesiones. Usar el equipo de un gimnasio puede contribuir a mejorar la función general de la rodilla. Antes de comenzar, hable con un fisioterapeuta o preparador físico. Aprenda la manera correcta de usar el equipo. Después de hacer una sesión de calentamiento y estiramiento por unos minutos, comience el ejercicio lentamente y descanse entre serie y serie. A medida que adquiera más fuerza, aumente la cantidad de series de ejercicios:

 

  • Acuéstese boca abajo, cuidando de no arquear la espalda.

  • Ponga el talón debajo de la barra de la máquina de pesas.

  • Empleando un movimiento uniforme, levante el talón hacia su glúteo tanto como pueda en un movimiento cómodo. Luego, vaya bajando la pierna con un movimiento lento y constante.

  • Haga dos a tres series de 10 a 15 repeticiones.

Advertencia: Pregunte a su proveedor de atención médica si usted está listo para hacer este ejercicio. Si trata de hacer demasiado ejercicio antes de tiempo, podría causar nuevos problemas en la rodilla o incluso volver a lesionársela.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by Centene