Información relacionada


Cómo fumar afecta el embarazo

Los estudios sobre la salud demuestran que fumar afecta al corazón y a los pulmones. Fumar aumenta el riesgo de contraer ciertos tipos de cáncer. Durante el embarazo, fumar también afecta al feto. Reduce el suministro de sangre y oxígeno al bebé. Es probable que esto cause hemorragias que puedan poner en peligro el embarazo o incluso producir un aborto espontáneo o el nacimiento de un bebé muerto.

El tabaquismo incluye no solo cigarrillos, sino también vapear y fumar hookahs o narguiles.

Efecto del tabaco sobre el feto

Si fuma durante el embarazo, está poniendo en peligro la salud de su bebé. Es más probable que se presenten alguno o todos los siguientes problemas:

  • Es más probable que el nacimiento se produzca antes de tiempo (parto prematuro). Cuando ocurre esto, es posible que los pulmones y otros órganos del bebé no estén todavía bien formados.

  • Es posible que tenga problemas con la placenta. Este órgano le permite a su bebé no nacido obtener nutrientes y oxígeno.

  • El bebé podría nacer con un peso demasiado bajo. Esto no facilita el parto. De hecho, pone en peligro la vida del bebé durante el trabajo de parto.

  • El bebé podría tener problemas de respiración, como asma o alergias.

  • Fumar durante el embarazo aumenta el riesgo de cólicos del bebé y obesidad infantil.

  • Los estudios recientes parecen indicar que el tabaco puede aumentar el riesgo del síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL).

  • Fumar durante el embarazo puede estar relacionado con problemas de comportamiento del niño y dificultades de aprendizaje en los primeros años de escuela.

  • Si fuma y amamanta al bebé, las sustancias químicas presentes en los cigarrillos pueden pasar al bebé por medio de la leche materna. El tabaquismo reduce la cantidad de leche y su contenido de grasas.

¿Cómo te afecta fumar?

Fumar está relacionado con muchas enfermedades graves. También aumenta los signos de envejecimiento. Entre otros efectos, el tabaco también contribuye a los siguientes problemas:

  • Aumentar el riesgo de cáncer de pulmón, cáncer de vejiga y cáncer del cuello uterino

  • Aumentar la presión arterial, lo cual aumenta el riesgo de ataques al corazón y ataques o derrames cerebrales

  • Reducir la circulación sanguínea, lo cual dificulta el proceso de cicatrización y causa arrugas

Enfrentarse a los hechos

Mientras está embarazada, respira no sólo para sí misma, sino también para el bebé. Cuando fumas, la respiración se vuelve superficial y los pulmones se llenan de humo. De esta manera, usted y su bebé obtienen menos aire. Los cigarrillos también llenan el cuerpo de sustancias químicas, como nicotina y alquitrán. Estas sustancias químicas pasan a su bebé.

  • El monóxido de carbono en el humo del cigarrillo ocupa el lugar del oxígeno en la sangre. Viaja hacia su bebé a través del torrente sanguíneo.

  • La nicotina aumenta la presión arterial y la frecuencia cardíaca. Reduce el flujo sanguíneo a los brazos y a las piernas. También hace más lenta la digestión. La nicotina también puede reducir el flujo sanguíneo y causar defectos de nacimiento.

  • El alquitrán es el residuo del tabaco fumado. Se trata de una sustancia pegajosa, de color café, que se adhiere a los pulmones y dificulta el paso del oxígeno al torrente sanguíneo. Esto afecta tanto a la madre como al bebé.

  • Hay más de 4,000 sustancias químicas diferentes en el tabaco, entre ellas formaldehído, arsénico y plomo. Se sabe que docenas de estas sustancias químicas producen cáncer.

Más información

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by Ascension Complete