Información relacionada


Control de los lunares

Los lunares son pequeñas marcas de color (pigmentadas) en la piel. No tienen un propósito conocido. Muchos lunares aparecen antes de los 30 años de edad. Pero también es frecuente que aumenten a medida que la persona envejece. Los lunares en su mayoría no son cancerígenos (benignos) y son inofensivos. Sin embargo, algunos pueden convertirse en cáncer (malignos). Este es el motivo por el que debe controlarse los lunares en el cuerpo e informarle a su proveedor de atención médica acerca de cualquier preocupación que tenga.

¿Qué son los lunares?

Los lunares son un tipo de marca pigmentada. Las pecas son otro tipo de marca pigmentada que frecuentemente se extienden a lo largo del puente de la nariz, las mejillas y los brazos. Los lunares pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo. Existen muchos tipos, tamaños y formas de lunares. La mayoría de los lunares son de color marrón. En la mayoría de los casos, son planos o tienen forma de domo, son suaves y tienen bordes bien definidos.

¿Por qué preocuparse por los lunares?

La mayoría de los lunares son benignos y no necesitan tratamiento. Puede hacerse extraer los lunares si no le gusta su aspecto o cómo se sienten. Pero los lunares pueden convertirse en un problema si aparecen después de los 30 años. O si cambian de determinadas maneras. Estos lunares pueden convertirse en melanomas, un tipo de cáncer de piel. El melanoma es uno de los tipos de cáncer de más rápido crecimiento en EE. UU. Frecuentemente se puede curar, si se detecta a tiempo. Pero esta enfermedad puede ser potencialmente mortal, particularmente cuando no se diagnostica temprano. El riesgo de contraer melanoma es mayor si usted:

  • Tiene muchos lunares

  • Ha tenido mucha exposición al sol durante su vida

  • Ha tenido quemaduras solares con ampollas graves

  • Usa camas solares

  • Tiene antecedentes personales o familiares de cáncer de piel

Para controlar el riesgo, es recomendable controlar si los lunares cambian y pedirle al proveedor de atención médica que le haga un examen de piel minucioso cuando se haga un examen físico. Para hacerlo, primero necesita saber dónde están los lunares. Luego, contrólese los lunares todos los meses.

Control de los lunares

Puede controlar muchos de sus lunares todos los meses. Puede hacerlo justo después de bañarse y antes de vestirse. Haga un chequeo de su cuerpo desde ha cabeza hasta los pies. Luego, haga una lista de los lunares. Si encuentra lunares nuevos o cambios en los lunares, llame a su proveedor de atención médica. Para controlarse los lunares, necesitará los siguiente:

  • Un espejo de cuerpo entero

  • Un banquito o una silla para sentarse mientras se controla los pies

Si tiene muchos lunares, tome fotos digitales de estos. Asegúrese de tomarlas tanto de cerca como de lejos. Esto le ayudará a ver si hay cambios en sus lunares con el paso del tiempo.

Mujer controlando la planta del pie con un espejo de mano.
No olvide revisar sus pies.

Cuándo debe recibir atención médica

Llame a su proveedor de atención médica si los lunares duelen, pican, supuran, sangran, se engrosan o tienen costra, o si observa otros cambios. También comuníquese con su proveedor de atención médica si los lunares muestran alguno de estos signos de melanoma:

  • Un cambio de tamaño, forma, color o altura

  • Los lados no coinciden (asimetría)

  • Bordes ásperos, con muescas o falta de definición

  • Diferentes colores dentro del mismo lunar

  • Tamaño mayor de 5 mm o 6 mm de diámetro (el tamaño de una goma de lápiz)

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by Centene