Información relacionada


Pruebas para la detección del cáncer de piel

Puede detectar si tiene cáncer de forma temprana si se revisa la piel todos los meses. Hay tres tipos de cáncer de piel. Estos son el melanoma, el carcinoma de células basales y el carcinoma de células escamosas. La mejor forma de encontrar marcas nuevas o cambios cutáneos es revisarse la piel una vez al mes. Siga las instrucciones a continuación para revisarse la piel.

Sistema ABCDE para revisarse los lunares en busca de melanoma

Revise sus lunares o crecimientos para ver si presentan signos de melanoma. Para eso, utilice el sistema ABCDE:

  • Asimetría: los lados de los lunares o crecimientos son desiguales

  • Bordes: los bordes tienen irregularidades, muescas o falta de definición

  • Color: el color del lunar o crecimiento varía

  • Diámetro: el lunar o crecimiento es mayor que 6 mm (el tamaño de una goma de lápiz)

  • Evolución: el tamaño, la forma o el color del lunar o crecimiento está cambiando

Lunar con forma asimétrica. Lunar con bordes desiguales e indefinidos. Lunar con manchas claras y oscuras. Lunar con un diámetro transversal de 6 mm.

Pruebas para la detección de otros tipos de cáncer de piel

Los síntomas del carcinoma de células basales o del carcinoma de células escamosas son, entre otros, los siguientes:

  • Una mancha o un lunar que se ve diferente de todas las demás marcas que tiene en la piel.

  • Cambios en cómo se siente una zona de su cuerpo; por ejemplo, le pica, tiene sensibilidad o le duele.

  • Cambios en la superficie de la piel; por ejemplo, supura, sangra o tiene escamas.

  • Una llaga que no cicatriza.

  • Hinchazón o enrojecimiento nuevos alrededor del borde de un lunar.

¿Quiénes están en riesgo?

Todos están en riesgo de tener cáncer de piel. Aunque el peligro aumenta en personas que presentan lo siguiente:

  • piel blanca, pelo u ojos de color claro;

  • muchos lunares o lunares poco comunes en la piel;

  • antecedentes de quemaduras por la luz solar o cámaras de bronceado;

  • antecedentes familiares de cáncer de piel;

  • antecedentes de exposición a radiación o productos químicos;

  • sistema inmunitario debilitado.

Si ya tuvo cáncer de piel en el pasado, tiene riesgo de cáncer recurrente.

Cómo revisarse la piel

Hágase sus revisiones mensuales frente a un espejo de cuerpo entero. Revísese todas las zonas del cuerpo, incluyendo las siguientes:

  • la cabeza (las orejas, la cara, el cuello y el cuero cabelludo);

  • el torso (el pecho, la espalda y los costados);

  • los brazos (la parte superior, inferior, anterior y posterior, y las axilas);

  • las manos (la palma, el dorso y los dedos, incluyendo debajo de las uñas);

  • las nalgas y los genitales;

  • las piernas (la parte anterior, posterior y los lados);

  • los pies (el empeine, la planta, los dedos, debajo de las uñas y la piel entre los dedos).

Si usted tiene muchos lunares, tómeles fotos digitales cada mes. Asegúrese de tomarlas tanto de cerca como de lejos. Esto le ayudará a ver si hay cambios en sus lunares con el paso del tiempo.

La mayoría de los cambios cutáneos no son cáncer. Pero si observa algún cambio en la piel, llame a su médico de inmediato. Él es el único que puede diagnosticar algún problema. Si tiene cáncer de piel, su visita al médico podría representar el primer paso hacia el tratamiento que podría salvarle la vida.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by Centene