Información relacionada


Biopsia de próstata

El cáncer se presenta cuando células anormales forman un tumor, que es un bulto de células que crecen descontroladamente. Entre las pruebas de detección temprana que pueden indicar cáncer de próstata se incluyen el tacto rectal, un análisis de sangre del antígeno prostático específico (prostate specific antigen, PSA), ecografías, etc. Si su proveedor de atención médica sospecha la presencia de cáncer de próstata, le pedirá realizar una biopsia con aguja gruesa. Se emplea una aguja fina para extraer muestras pequeñas de tejido de la próstata. A menudo se obtienen unas pocas biopsias. Las muestras se analizan para detectar cáncer.

Cómo se obtienen las muestras de tejido

Una biopsia tarda entre 15 y 20 minutos aproximadamente. Antes de que comience, es posible que se le aplique un enema o un supositorio para limpiar los intestinos. Se administran antibióticos por lo menos una hora antes de la biopsia. Durante el procedimiento:

  • Se le administrarán antibióticos para prevenir infecciones.

  • Es posible que se le dé un sedante, analgésicos locales o calmantes para el dolor.

  • Se insertará una sonda pequeña de ecografía en el recto mientras permanece recostado de lado. Entonces podrá verse una imagen de su próstata en una pantalla. A esto se le llama ecografía o ultrasonido transrectal (transrectal ultrasound, TRUS).

  • Guiándose con la imagen de esta ecografía, su proveedor de atención médica usará una aguja delgada para extraer pequeñas muestras de tejido de varios lugares de la próstata.

  • Estas muestras de tejido se enviarán al departamento de patología y se las observará con un microscopio para poder realizar un diagnóstico. 

Corte transversal de una próstata y recto donde puede verse una biopsia de próstata por punción de aguja.

Posibles riesgos y complicaciones de la biopsia con aguja gruesa

  • Infección

  • Sangre en la orina, en las heces o en el semen

  • Dolor

  • La biopsia no encuentra el tumor

Cuidados en su casa

Se le puede realizar la biopsia a través del recto, de la uretra o a través de la piel entre el escroto y el recto. Su proveedor de atención médica le dirá qué debe hacer después de la biopsia. Estas instrucciones se basarán en su estado de salud, el tipo de biopsia y las prácticas de su proveedor.

  • Posiblemente su proveedor le indique analgésicos, como paracetamol o ibuprofeno, para el dolor o las molestias. Siga las instrucciones de su proveedor para tomar estos medicamentos. No tome aspirina ni ibuprofeno después del procedimiento. Si tiene una enfermedad hepática o renal en curso (crónica), consulte a su proveedor antes de tomar estos medicamentos. Hable también con su proveedor si tuvo una úlcera estomacal o hemorragia gastrointestinal. Dígale todos los medicamentos que toma actualmente.

  • Tal vez necesite tomar antibióticos por 1 o 2 días. Esto ayudará a prevenir una infección. Los signos de infección incluyen escalofríos, dolor o fiebre.

  • Es posible que le hayan indicado beber 8 onzas de agua cada 30 minutos durante 2 horas. Esto ayudará a aliviar las molestias. También puede tomar un baño caliente. O bien, puede colocarse una toalla húmeda tibia sobre la uretra para ayudar a aliviar el dolor.

  • Después del procedimiento, podría observar algo de sangrado. Eso es normal y por lo general, no necesita tratamiento. Puede observar sangre en la orina o el semen (color óxido). Esto puede durar de 1 a 2 meses. También es posible que tenga un leve sangrado del recto si tiene hemorroides. Esto puede durar entre 7 y 14 días.

  • Cuando orine, es posible que lo haga con más frecuencia, sienta ardor y vea la orina teñida de rosa durante unos 7 a 14 días como máximo después de la biopsia.

  • Su proveedor le dirá cuándo puede volver a sus actividades habituales. Esto incluye tener relaciones sexuales, realizar ejercicio y hacer esfuerzos físicos. Consulte a su proveedor.

Cuándo buscar atención médica

Llame al proveedor de atención médica de inmediato si le ocurre algo de lo siguiente:

  • No puede orinar, independientemente de que sienta o no la vejiga llena, o ve que el flujo de orina es menor.

  • Escalofríos.

  • Fiebre de 100.4 °F (38 °C) o superior, o según le indique su proveedor.

  • Dolor intenso.

  • Signos de infección que empeoran. Estos incluyen aumento del dolor, dolor en el costado debajo de la caja torácica o en la parte baja de la espalda, u orina con mal olor.

  • Coágulos de sangre o sangre de color rojo brillante en las heces o la orina.

  • Sensación de confusión o cansancio.

  • Sensación de rigidez en la parte baja del abdomen, por encima de la zona de la vejiga.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by Centene