Información relacionada


Artroscopia de la rodilla: Problemas tratados

La artroscopia puede detectar y tratar muchos tipos de problemas en la rodilla, como por ejemplo roturas del cartílago meniscal o del ligamento cruzado anterior (LCA), y la artritis.

Roturas del cartílago meniscal

Hay varios tipos de roturas del cartílago meniscal; su cirugía dependerá del tipo y gravedad de la lesión. El cartílago del menisco se fija en la tibia (espinilla) y actúa como un amortiguador para la rodilla. El cirujano puede extraer el tejido dañado o reparar la rotura. El tratamiento debe aliviar el dolor y la hinchazón, así como impedir que se trabe la articulación.

Vista frontal de rodilla en donde se ve un instrumento que quita un trozo de menisco.
Se extrae el cartílago meniscal dañado.

Roturas del LCA

La rotura del LCA (ligamento cruzado anterior) puede desestabilizar la rodilla, causando dolor, hinchazón y fallas de la articulación. Su cirujano puede reparar el LCA mediante su reconstrucción. En la reconstrucción del LCA, el tejido dañado se reemplaza por un injerto de tejido sano procedente de un área cercana a la rodilla, o de un donante.

Vista frontal de rodilla en donde se ve un injerto que repara el ligamento cruzado anterior.
Para reemplazar el tejido LCA dañado, se injerta un tejido fuerte y sano.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by Centene