Información relacionada


Ejercicios de Kegel

Los ejercicios de Kegel se hacen para fortalecer los músculos del suelo pélvico. No necesita ropa ni equipos especiales. Son fáciles de aprender y fáciles de hacer. Y si los hace correctamente, nadie se dará cuenta de que los está haciendo, de manera que los puede hacer en cualquier lugar. Su proveedor de atención médica, el personal de enfermería o su fisioterapeuta pueden responder sus preguntas y ayudarla a comenzar.

Un suelo pélvico débil

Los músculos del suelo pélvico pueden debilitarse con la edad, un embarazo o un parto vaginal, una cirugía, tos crónica o falta de ejercicio. Si el suelo pélvico se debilita, la vejiga y los demás órganos pélvicos pueden bajar fuera de su sitio. También es posible que la uretra se abra más fácilmente y cause la salida involuntaria de orina. Los ejercicios de Kegel la ayudarán a fortalecer los músculos del suelo pélvico. Así podrá brindar mayor apoyo a los órganos pélvicos y controlar la salida de orina.

Cómo se hacen los ejercicios de Kegel

Pruebe todos los ejercicios de Kegel descritos a continuación. Mientras los hace, intente no mover los músculos de las piernas, las nalgas o el estómago:

  • Haga contracciones como si quisiera detener la salida de la orina, pero no lo haga cuando esté orinando.

  • Apriete el recto como si estuviera tratando de evitar la salida de gas. Contraiga el ano sin mover las nalgas.

  • Puede introducir 1 o 2 dedos en la vagina y apretarlos con la vagina para darse cuenta de cuáles son los músculos que debe contraer.

Intente mantener cada contracción contando lentamente hasta 5. Probablemente al principio no podrá mantenerlas tanto tiempo, pero siga practicando. Le resultará más fácil a medida que se van fortaleciendo los músculos del suelo pélvico. Con el tiempo, tal vez le recomienden el uso de pesos especiales en la vagina para hacer que los ejercicios sean todavía más eficaces. Hable con su proveedor de atención médica si le resulta difícil hacer los ejercicios de Kegel.

Consejos útiles

Estas sugerencias lo ayudarán:

  • Haga los ejercicios de Kegel con la frecuencia que pueda. Mientras más frecuentemente los haga, más pronto obtendrá resultados.

  • Elija una actividad común como recordatorio. Por ejemplo, haga los ejercicios cada vez que se siente.

  • Apriete el suelo pélvico antes de estornudar, levantarse de una silla, toser, reírse o alzar algo. Puede ayudar a prevenir las pérdidas involuntarias de orina, gases o heces.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by Centene