Información relacionada


Cuando su hijo tiene trombocitopenia inmunitaria

La púrpura trombocitopénica inmunitaria (PTI), también llamada trombocitopenia inmunitaria, es un trastorno de la sangre que afecta las plaquetas. Las plaquetas (llamadas también trombocitos) son células sanguíneas que contribuyen a la coagulación. Normalmente, cuando un niño se corta o se le hace un moretón, las plaquetas se adhieren entre sí para formar un coágulo o tapón que detiene o controla el sangrado. La PTI se caracteriza por la insuficiencia de plaquetas. Como consecuencia de ello, es posible que su hijo tenga más sangrado o magulladuras de lo normal. El proveedor de atención médica de su hijo puede evaluarlo y hablar con usted sobre las opciones de tratamiento.

¿Cuáles son los tipos de PTI?

Hay dos tipos de PTI. Dichos tipos son los siguientes:

  • PTI aguda. Puede durar hasta 6 meses. Afecta más a menudo a los bebés o niños pequeños.

  • PTI crónica. Puede durar 6 meses o más. Tiende a afectar a los adultos, aunque también pueden presentarse en los niños.

¿Cuáles son las causas de la PTI?

Se desconoce la causa de este trastorno. Se cree que es un trastorno autoinmunitario. El sistema inmunitario del cuerpo ataca las plaquetas normales.

¿Cuáles son los síntomas de la PTI?

Los síntomas varían de un niño a otro. Pueden comprender lo siguiente:

  • Pequeños puntos rojos o morados (petequias) parecidos a un sarpullido

  • Magulladuras que suelen ser moradas

  • Sangrados nasales

  • Sangrado en las encías

  • Sangre en la orina o en las heces

  • Moretones en la boca (llamadas frecuentemente “ampollas de sangre”)

  • Síntomas de posible hemorragia cerebral, como dificultad para mantener el equilibrio y la coordinación, caminar de forma extraña, pérdida de memoria y confusión

¿Cómo se diagnostica la PTI?

El médico examinará al niño. Le hará preguntas sobre los síntomas del niño y sus antecedentes de salud. Es posible que también le hagan pruebas. La mayoría de las pruebas requieren tomar una muestra de sangre de una vena del brazo, de un dedo o del talón. Algunas de estas pruebas son las siguientes:

  • Un hemograma completo. Permite medir las cantidades de los distintos tipos de células en la sangre. Cuando hay PTI, es especialmente importante determinar el recuento de plaquetas. Las demás células sanguíneas por lo general son normales.

  • Un frotis de sangre. Permite evaluar los tamaños y las formas de las células de la sangre.

  • Aspirado y biopsia de medula ósea. En casos poco frecuentes, podrían ser necesarios a fin de detectar problemas en la producción de las células sanguíneas. En la prueba de aspiración, se inserta una aguja en un hueso para tomar una muestra del líquido y de las células de la médula ósea. En la biopsia, se inserta una aguja en un hueso para tomar una pequeña muestra del tejido de la médula ósea. En ambos casos, la muestra se analiza en un laboratorio.

  • Otras pruebas de laboratorio. Quizás se hagan para descartar la posibilidad de que haya otras enfermedades.

¿Cómo se trata la PTI?

Una proveedora de atención médica se prepara para tomar una muestra de sangre del brazo de una niña. La madre observa.
Si su hijo tiene PTI, podrían hacerle análisis de sangre periódicamente para revisar el número de plaquetas.

El tratamiento dependerá del recuento de plaquetas de su hijo y de la gravedad de sus síntomas.

  • En muchos casos no se requiere ningún tratamiento. El médico observará a su hijo para controlar cualquier síntoma de sangrado y ver si el recuento de plaquetas se normaliza por su cuenta.

  • Consulte con el médico cómo puede ayudar a su hijo a reducir el riesgo de sangrado y sus posibles complicaciones. Por ejemplo, si debe limitar algunas actividades físicas y evitar determinados medicamentos.

  • Si es necesario un tratamiento, puede incluir lo siguiente:

    • Inmunoglobulina intravenosa (IGIV) o inmunoglobulina Rh para impedir que el cuerpo destruya las plaquetas.

    • Medicamentos para aumentar el recuento de plaquetas.

    • Cirugía para extirpar el bazo, que puede ser el lugar donde se destruyen las plaquetas.

¿Cuáles son los asuntos que hay que abordar a largo plazo?

La mayoría de los niños afectados de PTI se recuperan por completo. Si su hijo tiene PTI crónica, necesitará supervisión y atención médica constantes. Colabore estrechamente con el médico para aprender a ayudar a su hijo.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by Centene