Información relacionada


En qué consiste la trombosis venosa profunda

La trombosis venosa profunda (TVP) es una afección en la que se forma un coágulo en una vena profunda. Un coágulo de sangre es más común en una pierna, pero también puede presentarse en una vena grande profunda en una pierna, un brazo u otra parte del cuerpo. Un fragmento del coágulo, llamado émbolo, puede desprenderse de la vena. Puede desplazarse a los pulmones y formar una embolia pulmonar (EP). Esto puede obstruir la circulación de la sangre a una parte del pulmón o a todo el pulmón. La embolia pulmonar es una emergencia médica con riesgo de muerte. Los proveedores de atención médica usan el término tromboembolia venosa para describir las dos afecciones, TVP y EP. Usan este término porque ambas afecciones están íntimamente relacionadas. Además, su prevención y tratamiento también están muy conectados.

Con el tiempo, el coágulo puede dañar de forma permanente las venas de las piernas. Para proteger su salud, la TVP debe tratarse de inmediato.

Cómo se presenta la TVP

Los músculos de las piernas tienen venas profundas. Estas transportan la sangre de las piernas hacia el corazón. Cuando los músculos de las piernas se contraen y se relajan, van desplazando la sangre hacia arriba por las venas, hasta el corazón. Las válvulas de un solo sentido ubicadas en el interior de las venas ayudan a que la sangre siga moviéndose en la dirección correcta. Cuando la sangre se mueve con demasiada lentitud, o no se mueve en absoluto, puede quedarse estancada en las venas. Esto aumenta la probabilidad de que se forme un coágulo.

Corte transversal de músculo y vena donde se ve una válvula abierta con una flecha que muestra la sangre subiendo. Corte transversal de vena varicosa con trombo y émbolo.
Cuando un músculo se contrae, la válvula se abre. Se desplaza la sangre hacia el corazón. Cuando la sangre se mueve lentamente por una vena, se puede formar un coágulo (trombo). Una parte del coágulo puede desprenderse y desplazarse por el torrente sanguíneo (embolia).

Factores de riesgo

A cualquier persona se le puede formar un coágulo de sangre, pero hay más probabilidades cuando se tienen los siguientes factores de riesgo:

  • Falta de actividad física durante un largo período, como cuando debe permanecer en el hospital o en un viaje largo en avión o automóvil.

  • Lesión en una vena causada por un accidente, un hueso fracturado, o una cirugía.

  • Haber tenido coágulos en el pasado.

  • Antecedentes familiares de trastornos de coagulación.

  • Cirugía reciente.

  • El cáncer y algunos tratamientos para el cáncer.

  • Tabaquismo.

Hay otros factores que también pueden aumentar su riesgo de tener una TVP. Estos incluyen los siguientes:

  • Tener más de 60 años

  • Embarazo

  • Tomar anticonceptivos o someterse a tratamiento de remplazo hormonal

  • Tener otros problemas en las venas

  • Tener sobrepeso

Síntomas comunes

Un coágulo de sangre no siempre causa síntomas obvios. Cuando manifiesta síntomas, estos suelen aparecer de forma repentina. Los síntomas de esta afección son los siguientes:

  • Dolor, especialmente en el interior del músculo

  • Hinchazón

  • Dolor o sensibilidad

  • Piel caliente o enrojecida

  • Fiebre

Llame a su proveedor de atención médica si tiene alguno de estos síntomas.

Los síntomas de una embolia pulmonar pueden incluir lo siguiente:

  • Dificultad para respirar

  • Frecuencia cardíaca acelerada

  • Dolor en el pecho

  • Sudoración

  • Tos (puede expulsar sangre al toser)

  • Desmayos

Llame al 911 si tiene alguno de estos síntomas. 

Si toma medicamentos para ayudar a prevenir los coágulos de sangre, tiene un riesgo más alto de sangrados. Llame al 911 si tiene sangrados abundantes o incontrolables. Llame a su proveedor de atención médica si tiene otros signos o síntomas de un sangrado, como sangre en la orina, sangre en las evacuaciones del intestino, o sangra por la nariz, las encías, una cortadura o la vagina.

Diagnóstico de la TVP

Su proveedor de atención médica primero le preguntará sobre sus síntomas y su historia clínica además de hacer un examen físico.

Las pruebas de diagnóstico incluyen lo siguiente:

  • Una prueba de imágenes llamada ecografía dúplex. En esta prueba se utilizan ondas de sonido para crear imágenes de las venas y del flujo sanguíneo.

  • Análisis de sangre para ver si hay problemas de coagulación o de otro tipo.

Si su proveedor de atención médica piensa que usted puede tener una embolia pulmonar, es probable que le hagan pruebas adicionales.

Tratamiento de la TVP

El tratamiento de un coágulo de sangre puede incluir lo siguiente:

  • Medicamentos para diluir la sangre y prevenir una embolia pulmonar y otras complicaciones.

  • Permanencia en el hospital. Esto puede o no ser necesario.

  • Cirugía para algunas personas, como para quienes no pueden tomar diluyentes de la sangre.

Prevención de la TVP

Muchas personas que están hospitalizadas tienen un mayor riesgo de que se formen coágulos de sangre, de manera que la prevención de los coágulos es una parte importante del cuidado en un hospital. Este cuidado puede incluir salir de la cama regularmente, tomar medicamentos o utilizar terapias o dispositivos especiales. Otros factores o condiciones pueden aumentar el riesgo de coágulos de sangre. Evalúe su riesgo con su proveedor de atención médica.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by Ascension Complete