Información de salud


¿Qué es la retinopexia neumática?

La retinopexia neumática es un procedimiento que se hace para reparar una retina desprendida. Ayuda a recuperar la vista. Se emplea un instrumento especial para reparar la retina y una pequeña burbuja de gas para sostener la retina en su lugar para que sane.

Corte transversal de un ojo donde se observa una burbuja de gas en el vítreo.

¿Qué es el desprendimiento de retina?

La retina es una capa muy delgada de células que está en la parte de atrás del ojo. Estas células detectan la luz y envían la información visual al cerebro. Se dice que la retina se desprende cuando parte de la retina se separa de la pared interna del ojo. Cuando eso sucede, la retina no funciona normalmente. Si no se trata de inmediato, puede ocasionar pérdida permanente de la vista.

Es posible que tenga síntomas, como nuevas moscas o manchas volantes. Estas se ven como puntitos o telarañas que flotan en su campo de visión. Esas moscas volantes pueden volverse tan densas que disminuyen su vista. Usted también podría ver destellos en el ojo o una cortina sobre su campo de visión.

¿Por qué se hace una retinopexia neumática?

El procedimiento se hace para volver a unir la retina. Permite que el flujo de sangre regrese a la parte del ojo afectada. Así, podrá recuperar la vista. Hay varios tratamientos para una retina desprendida. La retinopexia neumática es una de las opciones y conlleva un riesgo menor de que surjan problemas que con otras opciones. Quizás no sea el tratamiento adecuado si usted tiene un desgarro complejo o si el desgarro se produjo en la parte inferior del ojo.

¿Cómo se realiza la retinopexia neumática?

Es posible que le coloquen gotas en los ojos para dilatar la pupila. La pupila estará dilatada por varias horas después del procedimiento. Su oculista u oftalmólogo (el médico de los ojos) puede usar una jeringa para quitar algo de líquido del interior del ojo. Le inyectará una burbuja de gas en el ojo junto con cirugía láser o un tratamiento por congelación (crioterapia). Se usa un instrumento muy frío que congela los tejidos para ayudar a sellar las capas de la retina y unirlas.

Riesgos de una retinopexia neumática

Todos los procedimientos tienen riesgos. Los riesgos comunes de este procedimiento incluyen lo siguiente:

  • Líquido atrapado debajo de la retina

  • Gas atrapado en el ojo

  • Una cicatriz sobre la retina o debajo de ella (vitreorretinopatía proliferativa)

Algunos de los riesgos menos comunes incluyen lo siguiente:

  • Pliegues en la retina

  • Inflamación en el ojo

  • Mayor presión dentro del ojo

  • Sangrado en el ojo

  • Desprendimiento de la capa que está por debajo de la retina

  • Nuevos desgarros retinianos

  • Regreso del desgarro original

  • Necesidad de repetir el procedimiento o la cirugía

Sus riesgos dependerán de su edad, su estado general de salud y otros factores. Pregunte a su proveedor de atención médica sobre cuáles son los riesgos que más corresponden a su caso.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.
Powered by Centene