Información de salud


Pequeño para la edad gestacional (PEG)

Un bebé que es más pequeño que el promedio durante el embarazo se llama pequeño para la edad gestacional (PEG). Un bebé PEG a menudo tiene un peso al nacer inferior al de 9 de cada 10 bebés de la misma edad. Un bebé PEG puede ser pequeño en todas sus dimensiones. O el bebé puede tener una longitud y talla normales pero menor peso y masa corporal. Por lo general el cerebro y los órganos del bebé están completamente maduros, pero son pequeños. Después del nacimiento, los bebés PEG pueden tener ciertos problemas con la respiración y la alimentación, lo que significa que necesitan más cuidados.

Causas de PEG

Algunos bebés son pequeños porque sus padres son pequeños. Pero la mayoría de los bebés PEG son pequeños debido a problemas de crecimiento que ocurren durante el embarazo. Uno de estos problemas es la restricción del crecimiento intrauterino (RCIU). La RCIU se produce cuando el bebé no recibe suficiente oxígeno y nutrientes para su crecimiento apropiado. La restricción del crecimiento intrauterino puede comenzar en cualquier momento durante el embarazo. La RCIU es a menudo consecuencia de problemas con los cromosomas, una enfermedad de la madre o graves problemas con la placenta. La RCIU tardía (después de las 32 semanas) se ve a menudo causada por otros problemas.

Algunas cosas pueden hacer que el PEG y la RCIU sean más probables. Estos incluyen problemas de salud de la madre, tales como:

  • Presión arterial alta

  • Enfermedad renal crónica

  • Diabetes avanzada

  • Enfermedad cardíaca o respiratoria

  • Mala nutrición

  • Anemia

  • Infecciones

  • Lupus

  • Anemia falciforme

  • Útero anormal

Otras cuestiones del estilo de vida y otros antecedentes de salud pueden hacer que el PEG y la RCIU sean más probables, como las siguientes:

  • Abuso de drogas o alcohol.

  • Hábito de fumar.

  • Concepción mediante reproducción asistida.

  • Exposición a determinados medicamentos, como anticoagulantes o anticonvulsivos.

  • Edad avanzada de la madre.

  • Peso bajo de la madre antes de quedar embarazada.

También se incluyen temas relacionados con la salud del bebé o el útero como, por ejemplo:

  • Infecciones.

  • Anomalías congénitas.

  • Problemas cromosómicos.

  • Menos flujo de sangre en el útero y la placenta.

  • Una placenta que se desprende del útero (desprendimiento de la placenta).

  • Una placenta que crece demasiado baja en el útero (placenta previa).

Estar embarazada de mellizos, trillizos u otros múltiplos también puede hacer que la PEG y la RCIU sean más probables.

¿Por qué el PEG importa?

El PEG puede demostrar que el bebé está recibiendo menos oxígeno de lo normal. Esto aumenta el riesgo para la salud de su bebé durante el embarazo, el parto y después. Los bebés con PEG pueden tener problemas en el momento del nacimiento, tales como:

  • Bajos niveles de oxígeno.

  • Puntuaciones bajas de Apgar. Esta es una evaluación que muestra cómo se encuentra un bebé justo después del parto.

  • Inhalación de las primeras heces que se expiden en el útero (aspiración de meconio). Esto puede causar problemas respiratorios.

  • Bajo nivel de azúcar en la sangre (hipoglucemia).

  • Problemas para mantener temperatura corporal normal.

  • Demasiados glóbulos rojos (policitemia).

  • Problemas de alimentación.

Diagnóstico de PEG.

Durante el embarazo, el tamaño del bebé se puede estimar de diferentes maneras. La altura de la parte superior del útero (fundus) se puede medir a partir del hueso púbico. Esta altura en centímetros a menudo coincide con el número de semanas de gestación después de la semana 20. Si el número es menor que el número de semanas, el bebé puede ser más pequeño que el promedio.

Estas son otras herramientas para diagnosticar el PEG:

  • Ecografía. Esta prueba utiliza ondas sonoras y un ordenador para crear imágenes del interior del cuerpo. Esta es una manera más precisa para calcular el tamaño de un bebé antes de nacer. Las mediciones se pueden tomar de la cabeza del bebé y de su abdomen. Los números se comparan después con un gráfico de crecimiento.

  • Flujo Doppler. Esta prueba utiliza ondas sonoras para medir el flujo de sangre. Esto se puede hacer para examinar el flujo de sangre a través de los vasos sanguíneos en el cerebro del bebé y el cordón umbilical.

  • Aumento de peso de la madre. El aumento de peso de la madre durante el embarazo también puede ayudar a indicar el tamaño de un bebé. Poco aumento de peso puede significar un bebé pequeño.

  • Evaluación gestacional. Los bebés se pesan en las primeras horas después del nacimiento. El peso al nacimiento se compara con el peso previsto para la edad gestacional del bebé.

Después del parto, los bebés PEG pueden tener otros signos, tales como:

  • Un cuerpo que se ve delgado y pálido.

  • Piel suelta y seca.

  • Cordón umbilical que es delgado y de aspecto opaco en lugar de gordo y brillante.

Tratamiento del PEG

Un bebé con PEG puede ser débil y menos capaz de alimentarse también o para mantenerse caliente. Se lo puede poner en una camilla con control de temperatura o incubadora para mantenerlo caliente. Se puede implementar alimentación por sonda para asegurarse de que el bebé tenga suficiente nutrición. Se pueden hacer análisis de sangre para medir los niveles de azúcar en la sangre. Y se controlarán los niveles de oxígeno en la sangre. Si es necesario, se puede usar oxígeno adicional o ventilación mecánica para ayudar al bebé a respirar.

Prevención del PEG

El cuidado prenatal es muy importante durante el embarazo. Las visitas periódicas al proveedor de atención médica pueden ayudar a detectar problemas como PEG y RCIU. El abandono del consumo de tabaco, alcohol y drogas es importante para un embarazo saludable. Hable con su proveedor de atención médica si necesita ayuda.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.
Powered by Centene