Información de salud


Neumonía por micoplasma (neumonía atípica o errante)

¿Qué es la neumonía por micoplasma?

Un proveedor de atención médica ausculta (escucha) los pulmones de un paciente con un estetoscopio.

La neumonía es una infección que se presenta en uno o en ambos pulmones. Por lo general, se debe a una bacteria o un virus. La neumonía por micoplasma es causada por una bacteria específica (mycoplasma pneumoniae). La bacteria provoca la enfermedad al dañar el revestimiento de la garganta, los pulmones y la tráquea (sistema respiratorio). La enfermedad puede propagarse a través de las pequeñas gotas de líquido que hay en el aire cuando una persona tose o estornuda.

La neumonía puede ser muy grave, sobre todo en el caso de los bebés, los niños pequeños y los adultos mayores. También puede ser grave para las personas con otros problemas de salud crónicos o que tienen sistemas inmunitarios debilitados. En adultos que no tienen otros problemas de salud, la neumonía puede ser leve. La neumonía por micoplasma es una forma leve.

Síntomas de la neumonía por micoplasma

Pueden comprender lo siguiente:

  • Tos seca y áspera (el síntoma más común)

  • Cansancio

  • Fiebre

  • Dolores de cabeza

  • Escalofríos

  • Sudoración

  • Dolor en el pecho

  • Dolor de oído

  • Dolor de garganta

Diagnóstico de neumonía por micoplasma

Su proveedor de atención médica le hará muchas preguntas sobre sus antecedentes médicos y sus síntomas actuales. También lo examinará. Es posible que le hagan pruebas como las siguientes:

  • Pruebas de diagnóstico por imágenes. Podría hacerse una radiografía de tórax (pecho).

  • Análisis de laboratorio. Es posible que se le realicen pruebas de sangre y cultivos de esputo (mucosidad que se expulsa cuando tose).

Tratamiento para la neumonía por micoplasma

Debido a que la causa es una bacteria, generalmente se recetan antibióticos.

El proveedor de atención médica también podría recomendarle medicamentos recetados o de venta libre u otro tipo de tratamiento para aliviar los síntomas. Podrían ser alguno de estos:

  • Paracetamol o ibuprofeno para bajar la fiebre y aliviar el dolor de cabeza u otros dolores

  • Jarabe para la tos para aflojar el moco o para reducir la tos

  • Reposo en cama o reducción de la actividad

  • Aumento de la toma de líquidos para aflojar el moco y para reemplazar el líquido que se pierde por la traspiración

  • No fume. Evite exponerse al humo de cigarrillos de otras personas. El tabaco afecta a la capacidad del pulmón de combatir las infecciones.

Consulte siempre a su proveedor de atención médica o a su farmacéutico antes de tomar cualquier medicamento de venta libre.

¿Cuáles son las complicaciones posibles de la neumonía por micoplasma?

Por lo general, la neumonía por micoplasma es leve y suele irse sin tratamiento, pero puede haber complicaciones como las siguientes:

  • Neumonía grave

  • Infección grave en otras partes del cuerpo

  • Anemia o un conteo bajo de glóbulos rojos

  • Problemas en los riñones

  • Afecciones de piel

Prevención de la neumonía por micoplasma

Para evitar contagiar la neumonía por micoplasma a otras personas, es recomendable que haga lo siguiente:

  • Trate de mantenerse alejado de los demás si está tosiendo mucho.

  • Cúbrase la boca al toser o estornudar. Es fácil trasmitir esta infección a otras personas por la tos y por el contacto con las superficies cercanas a usted cuando tose.

  • Limpie las superficies con productos antibacterianos o desinfectantes. Esto abarca teléfonos, controles remotos y perillas de las puertas.

  • Deseche siempre los pañuelos usados en el cesto de la basura.

  • Pídale a las personas que se laven las manos si tocaron objetos que estaban cerca cuando usted tosió.

  • Lávese las manos a menudo. Hágalo antes de manipular alimentos u otros objetos que probablemente tocarán otras personas. Use una toalla individual o toallas de papel para secarse. Lávese las manos con agua tibia y jabón por 20 segundos. Use desinfectante para manos cuando no se las pueda lavar.

  • Consulte con su proveedor de atención médica acerca de las vacunas contra la gripe y la neumonía. Estas lo ayudarán incluso si no hay una vacuna para prevenir las infecciones de neumonía por micoplasma. Tome los pasos necesarios para prevenir el resfriado y otras infecciones pulmonares.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by Centene