Información de salud


¿Por qué conviene hacerse una prueba de Papanicolaou?

Durante una fase temprana, los cambios en el cuello uterino no presentan síntomas. A menudo, la única manera de enterarse de que ha habido un cambio en el cuello uterino es mediante una prueba de Papanicolaou o Pap. Con esta exploración se pueden detectar problemas en etapas tempranas, cuando son más fáciles de tratar. Con las pruebas de Pap pueden también se pueden detectar determinadas afecciones del cuello uterino y de la vagina.

¿Qué es una prueba de Papanicolaou?

La prueba de Papanicolaou es un procedimiento que permite descubrir cambios del cuello uterino capaces de ocasionar cáncer. El cuello uterino es la parte del útero que se abre hacia la vagina. Para este análisis, se toma una pequeña muestra de células del cuello uterino. Esta prueba se realiza en el consultorio del proveedor de atención médica. Las células se analizan posteriormente en un laboratorio. La prueba de Papanicolaou es un procedimiento seguro. Toma solo unos segundos y causa poca o ninguna molestia.

La relación con el VPH

El virus del papiloma humano (VPH) es una familia de virus que se contagia mediante el contacto con la piel. La mayoría de las veces, determinados tipos de VPH se contagian mediante contacto sexual. Algunos tipos de VPH provocan verrugas genitales (condiloma). Sin embargo, no todos los tipos de VPH presentan síntomas notorios. Ciertos tipos provocan cambios celulares (displasia) en el cuello uterino, que con el tiempo pueden convertirse en cáncer. De hecho, la infección por el VPH es el factor de riesgo más importante del cáncer de cuello uterino. Los proveedores de atención médica pueden realizarle análisis de detección del VPH. Los análisis de detección de VPH se realizan habitualmente mediante la prueba de Pap. Por eso es importante hacerse el Pap según la recomendación de su proveedor de atención médica. Esto permite garantizar la detección y el tratamiento de cualquier célula anormal antes de que se vuelva cancerosa.

¿Quién debe hacerse pruebas de Papanicolaou y de VPH?

Pregunte a su proveedor de atención médica cuándo debe comenzar a hacerse pruebas de Papanicolaou, si debe hacerse una prueba para detectar el VPH al mismo tiempo y con qué frecuencia debe hacérselas. Siga estas pautas de la Sociedad Estadounidense contra el Cáncer (American Cancer Society) sobre las pruebas de detección del cáncer de cuello uterino:

  • Hágase la primera prueba de Pap a los 21años y luego cada 3 años hasta los 29 años. No se recomiendan las pruebas de VPH durante este período. Pero puede hacerse como parte del seguimiento de una prueba de Papanicolau anormal.

  • A partir de los 30 años, la prueba preferida es la de Papanicolaou con una prueba de VPH cada 5 años. Estas pruebas conjuntas deben hacerse hasta llegar a los 65 años. Otra opción para las mujeres entre los 30 y los 65 años es solo hacerse la prueba de Papanicolaou cada 3 años.

  • Usted podría tener un esquema de pruebas diferente si está en riesgo de tener cáncer de cuello uterino. Los factores de riesgo incluyen tener VIH, deterioro del sistema inmunitario o exposición al medicamento DES porque su mamá lo tomó cuando estaba embarazada de usted. Consulte a su proveedor sobre el esquema de pruebas más adecuado para usted.

  • Si es mayor de 65 años y ha tenido pruebas de detección regulares durante los últimos 10 años, sin ningún resultado anormal durante los últimos 20 años, quizás no haga falta que siga haciéndose pruebas de Papanicolaou.

  • Si le realizaron una histerectomía en la cual le extirparon el cuello uterino, puede interrumpir las pruebas de detección, salvo que la histerectomía haya sido realizada para tratar el cáncer o el precáncer de cuello uterino. Si conserva el cuello uterino luego de una histerectomía, se recomienda continuar con las pruebas de detección según los consejos mencionados.

  • No es necesario hacerse análisis de rutina todos los años. Sin embargo, si obtuvo un resultado anormal, su proveedor le informará con qué frecuencia necesita repetir la exploración. 

  • Las mujeres que se hayan vacunado contra el VPH también deben seguir estos consejos.

  • Si ha tenido cáncer de cuello uterino, hable con su proveedor sobre cuál es el plan de detección más adecuado para usted.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by Centene