Información de salud


Etapas de la enfermedad periodontal

La enfermedad periodontal, o periodontitis, consiste en una infección de las encías y los tejidos que sostienen los dientes. Si no se trata, suele empeorar. Puede provocar daños al hueso y caída de dientes. Un programa de autocuidado y visitas al dentista puede ayudar a prevenir o controlar la enfermedad periodontal.

Gingivitis

Es la forma más leve de enfermedad periodontal. Las encías se irritan y se hinchan (inflaman). El espacio entre la encía y el diente se hace más profundo, y forma una bolsa. Puede producirse enrojecimiento y sangrado de las encías. O quizás no tenga síntomas. Si se deja sin tratamiento, la enfermedad puede empeorar y convertirse en periodontitis.

Dientes en encías que muestran gingivitis.

Periodontitis

La infección y la inflamación se extienden al hueso que sostiene los dientes. Puede producirse un encogimiento o recesión de los dientes. Las bolsas entre los dientes pueden agrandarse y resultar más difíciles de limpiar. Pueden aparecer o empeorar el enrojecimiento, la hinchazón y el sangrado. La infección comienza a destruir el hueso. Como resultado, los dientes pueden empezar a aflojarse.

Dientes en encías que muestran periodontitis.

Periodontitis avanzada

A medida que avanza la periodontitis, las bolsas pueden agrandarse aún más y llenarse de pus. Las encías comienzan a inflamarse alrededor de las raíces de los dientes. La pérdida de hueso maxilar continúa. Los dientes pueden adquirir más sensibilidad al calor o al frío, y es posible que duelan al cepillarlos. Los dientes se aflojan aún más. En algunos casos puede ser necesario extraerlos para evitar que se extienda la enfermedad.

Dientes en encías que muestran periodontitis avanzada.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by Centene