Información de salud


Procedimiento de inserción de tubos auditivos (timpanostomía)

A esta cirugía la hace un proveedor de atención médica de nariz, garganta y oído, llamado otorrinolaringólogo. Durante la cirugía, el proveedor elimina el líquido del oído medio del niño y le coloca un pequeño tubo dentro del tímpano. Este tubo crea un túnel diminuto entre el conducto auditivo externo y el oído medio. Este túnel permite equilibrar la presión de aire en ambos lados del tímpano e impide que se acumule líquido. En la mayoría de los casos, pueden operarse los dos oídos en menos de 30 minutos. A algunos niños también se les extirpan (quitan) las adenoides. Las adenoides son glándulas pequeñas que están detrás de la nariz y del paladar. Si se están tratando también problemas de adenoides, la operación podría tardar un poco más.

Realización de la incisión

La mayoría de los niños reciben anestesia general, de modo que no sienten nada durante el procedimiento. Una vez que su hijo está dormido, se limpia el conducto auditivo. El proveedor abre una pequeña ranura en el tímpano (timpanostomía) con un microscopio para cirugía e instrumentos quirúrgicos especiales.

Eliminación del líquido

Se inserta un instrumento hueco por la incisión en el tímpano. Se aspira suavemente para extraer el líquido con el instrumento. Es posible que se envíe una muestra de líquido a un laboratorio para determinar la causa de la acumulación de líquido, por ejemplo, para saber el tipo de bacteria puede haber en el oído.  

Corte transversal del oído de un niño donde puede verse líquido en el oído medio y la trompa de Eustaquio inflamada, otitis media aguda (OMA). Un instrumento extrae líquido del oído interno.

Implantación del tubo

Una vez eliminado el líquido, el proveedor de atención médica inserta un pequeño tubo por la misma incisión del tímpano. La forma del tubo facilita que se quede en su sitio.

Para obtener mejores resultados, el otorrinolaringólogo escoge el tubo más adecuado para su hijo. Existen 2 tipos de tubos auditivos, que se llaman tubos de corta y de larga duración. A la mayoría de los niños se les coloca un tubo de corta duración en el tímpano. Este tipo de tubo se cae por sí solo después de varios meses, pero puede durar hasta un año y medio. Los tubos de larga duración suelen quedarse en su sitio por más tiempo. Es posible que el proveedor de atención médica tenga que extraer el tubo de larga duración.

Corte transversal del oído de un niño donde puede verse líquido en el oído medio y la trompa de Eustaquio inflamada, otitis media aguda (OMA). Tubo insertado en el tímpano.

Justo después de la cirugía

Después de la cirugía, llevarán al niño a la sala de recuperación. Una vez que el niño esté bien despierto, podrá regresar a casa. Con el tiempo, el tubo se caerá por sí solo. Haga un seguimiento con el otorrinolaringólogo de su hijo según lo que le haya indicado.

Cuándo buscar atención médica

Llame al proveedor de atención médica de su hijo en los siguientes casos:

  • Tiene dolor de oído, pérdida de la audición o problemas de equilibrio o al caminar.

  • Le sale sangre de los oídos.

  • Le sale líquido de los oídos después de los primeros días o la supuración aumenta.

  • Se drena un líquido pegajoso o descolorido después de las primeras 48 horas.

  • No tiene otros problemas de salud y le da fiebre (consulte “La fiebre y los niños”, a continuación).

  • Ha tenido convulsiones causadas por la fiebre.

  • Está mareado, confundido, extremadamente somnoliento o tiene un cambio de su estado mental.

La fiebre y los niños

Use un termómetro digital para tomar la temperatura de su hijo. No use un termómetro de mercurio. Hay termómetros digitales de distintos tipos y para usos diferentes. Entre ellos, se encuentran los siguientes:

  • En el recto (rectal). En los niños de menos de 3 años, la temperatura rectal es la más precisa.

  • En la frente (lóbulo temporal). Sirve para niños de 3 meses en adelante. Si un niño de menos de 3 meses tiene signos de estar enfermo, este tipo de termómetro se puede usar para una primera medición. Es posible que el proveedor quiera confirmar la fiebre tomando la temperatura en el recto.

  • En el oído (timpánica). La temperatura en el oído es precisa a partir de los 6 meses de edad, no antes.

  • En la axila. Este es el método menos confiable, pero se puede usar para una primera medición a fin de revisar a un niño de cualquier edad que tiene signos de estar enfermo. Es posible que el proveedor quiera confirmar la fiebre tomando la temperatura en el recto.

  • En la boca (oral). No use el termómetro en la boca de su hijo hasta que tenga al menos 4 años.

Use el termómetro rectal con cuidado. Siga las instrucciones del fabricante del producto para usarlo adecuadamente. Colóquelo con cuidado. Etiquételo y asegúrese de no usarlo en la boca. Podría transmitir microbios de las heces. Si no se siente cómodo usando un termómetro rectal, pregunte al proveedor de atención médica qué otro tipo puede usar. Cuando hable con el proveedor de atención médica de la fiebre de su hijo, infórmele qué tipo de termómetro usó.

A continuación hay valores de referencia que lo ayudarán a saber si su hijo tiene fiebre. Es posible que el proveedor de atención médica de su hijo le dé valores diferentes. Siga las instrucciones específicas que le dé su proveedor.

Medición de temperatura en un bebé menor de 3 meses:

  • Primero, pregúntele al proveedor de atención médica de su hijo cómo debe tomarle la temperatura.

  • En el recto o en la frente: 100,4 °F (38 °C) o más alta

  • En la axila: 99 °F (37,2 °C) o más alta

Medición de temperatura en un niño de 3 a 36 meses (3 años):

  • En el recto, la frente o el oído: 102 °F (38,9 °C) o más alta

  • En la axila: 101 °F (38,3 °C) o más alta

Llame al proveedor de atención médica en los siguientes casos:

  • Picos de fiebre reiterados de 104 °F (40 °C) o superior en un niño de cualquier edad

  • Fiebre de 100.4 °F (38 °C) o superior en un bebé de menos de 3 meses

  • Fiebre que dura más de 24 horas en un niño menor de 2 años

  • Fiebre que dura 3 días en un niño de 2 años o más

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by Centene