Información de salud


Neuropatía periférica

La neuropatía periférica es una enfermedad de los nervios. Con frecuencia comienza en los pies y, con el tiempo, también puede afectar los brazos. Puede afectar la función sensorial, la motora o las dos. Esta afección puede causarle dolor o impedirle sentir dolor. A veces, también hay debilidad. La falta de dolor y la debilidad hacen que sea más probable que se lesione sin darse cuenta. Sin embargo, puede protegerse aprendiendo maneras de cuidarse sus pies de las lesiones.

Los nervios que controlan las funciones del cuerpo, como la presión arterial, la sudoración y la frecuencia cardíaca, se llaman nervios autónomos. La neuropatía también puede afectar a estos nervios y causar discapacidades graves.

Cuando los nervios se dañan

Los nervios de los pies transmiten señales al cerebro. Allí, se leen y se interpretan en forma de sensaciones. Cuando los nervios de los pies se dañan, las señales pueden alterarse o cambiar. Esto trae como consecuencia la falta de sensación (entumecimiento) de los pies u otros síntomas como hormigueo o dolor.

Los síntomas enmascaran el dolor

Por lo general, los síntomas de la neuropatía periférica comienzan en los dedos de los pies. Luego se extienden lentamente por todo el pie y la pierna a medida que la enfermedad afecta más nervios. Estos síntomas pueden reducir la sensibilidad de los pies o enmascarar el dolor. En ausencia de dolor, es posible que usted no detecte un corte o hasta un hueso fracturado. Los cortes pueden infectarse. Las fracturas podrían sanar mal y provocar una deformidad del pie.

Los síntomas de la neuropatía periférica suelen comenzar en los dedos de los pies y van subiendo por el pie.

Causas comunes de la neuropatía periférica

Entre las causas comunes de la neuropatía periférica se encuentran las siguientes:

  • Diabetes mellitus u otras enfermedades endócrinas

  • Toxinas (como el alcohol)

  • Deficiencias nutricionales (como falta de Vitamina B-12)

  • Enfermedad renal

  • Lesiones

  • Estrés repetitivo (síndrome del túnel carpiano)

  • Enfermedad autoinmunitaria

  • Cáncer y tumores

  • Quimioterapia para tratar el cáncer

  • Artritis

  • Edad avanzada

  • Trastornos hereditarios

  • Trastornos neurológicos

  • Infección

  • Pérdida del equilibrio

  • Desmayos al pararse muy rápido

Diagnóstico y tratamiento

El diagnóstico de la neuropatía periférica incluye un análisis completo de los antecedentes médicos y un examen físico. Los estudios como los análisis de sangre y las pruebas de diagnóstico por imágenes con frecuencia ayudan a determinar la causa. Con frecuencia son útiles las pruebas especiales de los nervios, incluidos los estudios de velocidad de conducción nerviosa (NCV, por sus siglas en inglés) y la electromielografía (EMG). El NCV puede ayudar a encontrar indicios de una mala conducción de las señales nerviosas. La EMG ayuda a determinar si los síntomas se deben a trastornos musculares o nerviosos. Las pruebas genéticas se hacen si su proveedor de atención médica sospecha que se trata de una neuropatía hereditaria.

El tratamiento se centra en tratar el trastorno subyacente o en tratar los síntomas con medicamentos, inyecciones, estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (ENET), acupuntura, masajes, etc.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by Ascension Complete