Información de salud


Punción lumbar

Una punción lumbar también se denomina punción raquídea. La punción lumbar puede servir para recolectar líquido cefalorraquídeo con el fin de diagnosticar enfermedades posibles en el cerebro, la médula espinal y las estructuras relacionadas.

¿En qué consiste la punción lumbar?

Se inserta una aguja para extraer y examinar el líquido cefalorraquídeo del saco que contiene la médula espinal y las raíces de los nervios. La médula espinal atraviesa casi toda la columna vertebral. Transporta los mensajes entre el cerebro y el resto del cuerpo. La punción lumbar por lo general se realiza cerca de la base de la médula, por debajo de donde termina la médula espinal. La aguja entra en el saco pero no llega a tocar la médula. Hay un riesgo de dolor de cabeza transitorio y náuseas luego de la punción lumbar. Esto puede deberse a una pérdida de líquido cefalorraquídeo bajo la piel. Pero este riesgo se puede disminuir con el reposo y la hidratación adecuada durante las 24 horas posteriores a la punción. Otros riesgos incluyen dolor de espalda, infección, sangrado u otras complicaciones poco frecuentes. La punción lumbar es fundamental para el diagnóstico de muchas afecciones del sistema nervioso. Se recomienda hacerla cuando los beneficios superan los riesgos. Algunas veces, este procedimiento se realiza con la orientación de una ecografía o fluoroscopia.

Corte transversal de la parte lumbar de la espalda, donde se muestra la aguja insertada en el espacio epidural.
El líquido cefalorraquídeo se extrae más abajo de la médula espinal.

Antes de la punción lumbar

Prepárese para la punción lumbar tal como se lo hayan ordenado. Después de registrarse, tendrá que firmar un formulario de consentimiento donde se declara que se le ha explicado el procedimiento. Si tiene preguntas, asegúrese de hacerlas antes de firmar este formulario. Podrían pedirle que se ponga una bata de hospital. El procedimiento dura entre 30 y 60 minutos. Pero llegue temprano para tener tiempo de registrarse.

Para garantizar su seguridad y el éxito del procedimiento, dígale al médico o al personal de enfermería si usted:

  • Tiene problemas de sangrado.

  • Toma medicamentos que diluyen la sangre u otros medicamentos, incluidas las aspirinas.

  • Tiene problemas relacionados con el sistema inmunitario.

  • Ha tenido una cirugía de la espalda.

  • Es alérgico a algún medicamento o al yodo.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by Centene